transformación digital

TRANSFORMACIÓN DIGITAL SÍ, PERO TAMBIÉN … ¡TRANSFORMACIÓN PERSONAL!

Hace unos días participé en el Kick-Off de una multinacional japonesa del sector tecnológico (líderes en lo que podríamos llamar Digital Transformation Solutions) estando mi presentación en el evento  orientada a la necesaria aportación personal de los profesionales inmersos en esta revolución imparable de la transformación digital global que estamos viviendo. No podemos, decía yo, orientar nuestra empresa y soluciones a este nuevo mundo del Internet de las Cosas (IOT) si como profesionales no aprovechamos las enormes oportunidades que se están generando en el mercado por la necesidad que tienen todas las empresas de digitalizarse para seguir siendo competitivas, y por el otro, nuestra propia evolución digital/personal para seguir siendo estupendas personas en la utilidad social de toda esta tecnología.

Para empezar, vemos que la mayoría de empresas (las grandes empresas las primeras) están desde hace ya un tiempo ‘transformándose digitalmente’ Ver artículo Expansión pero, al igual que a sus usuarios, también a los profesionales des estas compañías se les exhorta a que se actualicen y ‘no se queden atrás’ …

 

Aunque lo pudiese parecer, nungún profesional del sector de las TIC -en su sano juicio- querría perder esta oportunidad de ‘transformarse’ a la vez que nuestra Era, aunque sí, se está muy cómodo en nuestra ‘zona de confort’, nos puede dar pereza este ‘cambio’ (uno más!) ¿Porqué cambiar con lo bien que estamos habiendo llegado hasta aquí?. Pero hemos de AUTOLIDERARNOS, a la vez que LIDERAMOS EL CAMBIO y también, en nuestro acompañamientpo de cada día LIDERAMOS A NUESTROS CLIENTES (internos: nuestras personas; externos: aquellas organizaciones que nos compran nuestras soluciones). Y para hacer ésto, nada mejor que utilizar nuestra capacidad CHALLENGER, nuestra habilidad para ser esa persona DESAFIANTE que no se conforma quedándose atrás. Ser challengers implica cuatro cosas:

  1. Saber ENSEÑAR, tener esa capacidad para transmitir a los demás algo nuevo y valioso. Y si lo sabemos enseñar a los demás ¿no habremos tenido que interiorizarlo antes nosotros? Se trata de un nuevo enfoque. Por ejemplo en ventas: nuestro valor está en nuesra capacidad para enseñar, no para vender.
  2. Saber ADAPTARSE, y adaptar nuestro mensaje a cada uno de quienes nos escuchan, demostrar las oportunidades que tiene el cambio para nosotros/ellos. Esa adaptación adopta muchas formas. Una buena manera de pensar en cómo adaptar los mensajes a partir del nivel más amplio -el sector del cliente- y desde ahí ir descendiendo hasta la empresa que se trate, el cometido de esa persona y, finalmente, la persona misma. Ser un agente de cambio para los demás.
  3. Tomar el CONTROL, de nuestra interlocución con los demás, manejar la ambigüedad. Existe un extraordinario nivel de autocontrol en nosotros si somos capaces de poner foco a nuestros problemas, de pensar en ellos orientándonos a la solución, de fluir con el cambio en vez de enfrentarnos al cambio.
  4. Trabajar en EQUIPO. No estamos solos ante el cambio digital, nos podrá gustar más o menos, pero nuestra relación digital en en el trabajo y con los demás es cada día mayor y, sin llegar a generar dependencias, nuestra relación colaboradora con los otros nos ayuda a comprender las oportunidades de esta trannsformación imparable.
internet-of-things-010

Photograph: Peter Menzel/The Human Face of Big Data

Por todo ello, hemos de entender las bondades de esta ‘Transformación Digital’ como lo que es, una INNOVACIÓN SOCIAL, un proceso de creación, imposición y difusión de nuevas prácticas sociales en áreas muy diferentes de nuestra vida. En la investigación sobre innovación, se habla de cómo innovaciones técnicas surgen de innovaciones sociales y al revés lo que simultaneamente satisface necesidades sociales y crea nuevas relaciones de colaboración (ver ‘Innovación Social’ en Wikipedia)

Y, tú … ¿Te apuntas a la transformación DIGITAL/PERSONAL?

Por favor twittea el artículo si te ha gustado o compártelo en Linkedin o Facebook si lo prefieres (o en ambos). También puedes hacerte seguidor del blog y recibirás puntualmente cada entrada que se publique. Anímate, gracias.

Deja un comentario