es una buena idea

Ideas y acciones para 2014… ¿que harás y no harás?

Tal vez no sea tanto el tener muchas y nuevas ideas para 2014, sino el poner en marcha alguna de ellas. No es cuestión de aquello que deseo que pase, que espero que suceda, lo que ha de cambiar. El factor crítico es QUÉ DEBERÉ HACER YO para que aquello pase, suceda o cambie en 2014. No esperar que se cumpla sola mi ‘visión’, a expensas de una mal llamada Ley de la Atracción y sí OPTAR POR LA ACCIÓN! Desde hoy ¿porqué esperar al resacoso día 1 para empezar? Bueno el 2 que será hábil, pero ya puestos, el martes después de Reyes, pero claro, la semana se acorta y si… (y así hasta el próximo 31 de Diciembre!)

Recordemos que «Aunque nada cambie, si yo cambio, todo cambia» (utilizar estas frases no representa nada nuevo y es reiterativo, sí, pero… ¿qué hemos cambiado EN nosotros este 2013 con respecto a 2012? Las palabras nos cansan y aburren, pero es por huír de ellas que aparece el hastío. Cuando refrendo las palabras con mis actos, no me canso de repetírmelas como un mantra útil y esclarecedor de mi objetivo. Y esa es la clave: DEFINIR MIS OBJETIVOS (no repetiré como hacerlo, ya lo explicaba en una anterior entrada en este blog ‘Septiembre, un buen momento de fijar objetivos con PNL‘ )

Y marcarse objetivos ha de obedecer a un propósito trascendente: que el cambio se produzca, que algo crítico mejore, que aquel obstáculo desaparezca, que venzamos nuestra propia inercia, que seamos mejores a finales de 2014 de lo que somos ahora. Y yo quiero ser ‘una persona que hace que pasen cosas en mi vida’, y no ‘aquella a la que le pasan cosas en la vida’. No quiero ser víctima y sí creador, y aquí os dejo un video de Leo Alcalá fantástico al respecto (os recomiendo veáis e interioricéis sus videos motivadores, tiene varios en YouTube)

Por favor twittea el artículo si te ha gustado o compártelo en Linkedin o Facebook si lo prefieres (o en ambos). También puedes hacerte seguidor del blog y recibirás puntualmente cada entrada que se publique. Anímate, gracias.

Deja un comentario